WordPress: La irrupción online

Tener una página web propia es algo muy útil y visual a la hora dar a conocer a tu persona y a tu trabajo. Las hay de todo tipo de temáticas y de perfiles, al igual que hay todo tipo de herramientas para crearlas.

Una vez acabada la carrera de diseño, en julio del cuarto año, no tenía claro qué hacer después. Sí tenía claro que los meses restantes de verano iba a concentrarme en algunos torneos de ajedrez, y que el año siguiente quería pasarlo en Valencia.

La idea

Mi idea inicial era buscar trabajo. Pero mientras tanto, tenía el deseo de aprender más cosas nuevas, como rematar el alemán, nuevos programas de software CAD o aprender sobre páginas web y marketing digital, esto último reciente por el TFG.

Empecé por crearme perfiles profesionales en sitios imprescindibles, como Linkedin, y comenzar una búsqueda activa de empleo. Y moviéndome por ahí encontré que muchos usuarios disponían de webs muy diversas en las que se daban a conocer; una idea muy original, que quise llevar a cabo a mi manera.

Decidí ponerme en contacto con mi hermano, que me facilitó las herramientas para poder empezar a trastear con WordPress. Se trata de una herramienta más o menos intuitiva, que ya había tocado en bachillerato, y que permite crear páginas web para la gente que no se dedica expresamente al desarrollo web. Y es incluso tan cómoda, que la programación web está quedando cada vez en un segundo plano.

De este modo, tras un primer borrador y muuuchos errores raros, algunos resueltos, otros esquivados; dí forma a lo que hoy es este sitio web, que inicialmente iba a servir únicamente como portafolio. Sin embargo, deseé darle un toque distintivo…

La idea del blog

Tras un par de meses de crear mi espacio online, me dí cuenta de que apenas se podía saber nada sobre mí. Simplemente la breve experiencia laboral y la formación podían extraerse de los perfiles online.

Surgió por tanto la idea de dar un toque humano a mi presencia en Internet. Y, por tanto, decidí hacer un blog enfocado a explicar lo que ha ido conformando la persona que soy hoy. ¿Por qué considero que mostrar un lado más personal es importante?

– No cabe duda de que cada vez todo es más automático. Y ello trae consigo muchas ventajas, pero en el mundo digital es fácil olvidar que siempre hay una persona detrás.

– Esa persona ha vivido unas experiencias que han ido definiendo sus valores y su día a día, y que no pueden ser conocidas mediante su presencia en redes, a pesar de que le definen mucho mejor que su formación o experiencia.

– Es claro, por supuesto, que el entorno laboral es exigente y los conocimientos de una persona en su ámbito son lo primero, aunque es cierto también que un acercamiento más personal genera una buena primera impresión, y permite conocer al usuario de una manera más individual.

– Y por último, y para mí lo más importante, este toque humano es clave para un buen trabajo en equipo: tener en mente que estamos trabajando con personas, cada una con sus puntos de vista, sus emociones, sus debilidades, sus fortalezas… Conocerse un poco mejor sólo puede mejorar bienestar del grupo, y en última instancia, al rendimiento profesional.

Materialización

Así, los próximos meses iban a tomar parte de mi tiempo para hacer un recap de vivencias importantes, con los siguientes objetivos principales:

1. Mostrar todos los proyectos personales y experiencias valiosas para mi futuro, explicadas de manera amena y personal

2. Repasar los eventos que me han hecho crecer y aprender

3. Practicar mis habilidades de redacción y aprovechar para practicar mis idiomas extranjeros.

Bajo mi punto de vista, me parece una idea diferente, capaz de ser el complemento perfecto para un currículum. Espero que el lector esté en mayor o menor medida de acuerdo, y que este blog esté cumpliendo sus objetivos. ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *